Amalio Sánchez, Abogado - Por Derecho
RSS Conviértase en fan

Entradas recientes

Militares profesionales
Excedencia por cuidado de hijos en España. Trabajadores por cuenta ajena. Funcionarios Civiles. Militares Profesionales
El Exequátur en España de Sentencias de divorcio extranjeras.
Las Faltas en el nuevo Código Penal
Más sobre las tasas

Categorías

Artículo
quejas sobre la justicia
con tecnología de

Mi blog

El Exequátur en España de Sentencias de divorcio extranjeras.

EXEQUÁTUR DE SENTENCIAS DE DIVORCIO EN ESPAÑA
  
El Exequátur (acepción de ejecútese, también Exequátor) es el reconocimiento de validez y efectos de una Sentencia dictada por Juez o Tribunal extranjero y extracomunitario en España o viceversa. Equivale a su homologación, como cuando un matrimonio canónico extiende efectos a la esfera civil.
 
Las Sentencias de nulidad canónicas son susceptible de homologación por medio de un trámite procesal simple o sencillo previsto en el art. 778 de la Ley de Enjuiciamiento Civil española (LEC), pero se las somete al mismo requisito de compatibilidad con el Ordenamiento y resto de las Sentencias del orden civil del Estado y para eso se utiliza el mismo rasero que contiene el proceso del Exequátur y que viene denominándose comúnmente cláusula de ajuste.
 
Con el Exequátur se evita tener que reiterar en España el proceso de separación o divorcio, cosa que sin embargo puede llevarse a cabo, dado que la norma del Código Civil que establece la posibilidad de reconocer en España las Sentencias extranjeras de este tipo, no veta la posibilidad de repetir aquí el proceso, como sucede con las Sentencias eclesiásticas. Puede solicitarse su declaración de ser ajustadas al ordenamiento para que surtan efectos civiles o puede pedirse el divorcio ante el Juzgado de Familia.
Si además de pretenderse la eficacia generica de la Sentencia de nulidad canónica, se piden también medidas como pensiones, regimen de visitas, etc, hay que tramitar el procedimiento ordinario previsto en la normativa civil para estas cuestiones (art. 770 LEC).
 
La Resolución judicial que resuelve el Exequátur es un Auto, similar a una Sentencia, con descripción de los hechos y el razonamiento jurídico aplicado.
 
Además del que aquí se describe, cabe el Exequátur en el ámbito civil, mercantil, laboral e incluso sobre la responsabilidad u obligaciones civiles declaradas en Sentencias penales extranjeras, para su ejecución por Juzgados o Tribunales españoles.
Igualmente de otras Resoluciones y Laudos Arbitrales.
 
COMPETENCIA.-. En nuestro paísla competencia para este procedimiento es de los Juzgados de Primera Instancia: a) del lugar de residencia de la persona frente a la que se pretenda hacer valer el Exequátur. b) Si reside fuera, el del lugar de residencia en España del peticionario. c) Subsidiariamente la competencia territorial se determinará por el lugar de ejecución donde aquellas sentencias y resoluciones deban producir sus efectos. Genéricamente, si los dos residen fuera y uno de ellos es español, hay que poner el proceso en Madrid.
 
Parece lo más aconsejable que conozca del asunto de homologación de este tipo de Sentencias de separación y divorcio, el Juzgado de Primera Instancia que tenga encomendados los asuntos de familia, por lo que allí donde los haya, convendrá solicitar en la demanda que se la turne a ellos.  
 
Se ha dado disparidad de criterio judicial relativo a la propia competencia cuando se solicitaba modificación de medidas en España de Sentencia extranjera, dado que los Tribunales españoles no pueden entrar en el fondo o contenido de las Sentencias firmes extranjeras. El Tribunal Constitucional resolvió en su Sentencia de 13 marzo de 2000, que desde luego, correspondía  la tutela judicial española si cuando se emplazaba al demandadado,  comparecía sin alegar incompetencia del Juzgado que tramitaba. De no ser así, dependerá de cada caso, pero no parece que tenga mucho sentido pedir el Exequátur de una Sentencia para acto seguido solicitar al mismo Juzgado que modifique los pronunciamientos de la misma.
 
Y es que respecto del supuesto en que se solicite modificación de medidas adoptadas en divorcio por Sentencia extranjera, parece que no existe unanimidad de criterio al respecto. Para la Audiencia de Madrid ha sido suficiente que las partes o el menor residan en España, pero por ejemplo la de Sevilla (2010) exige la previa obtención del Exequátur para aceptar demanda de modificación de medidas.
 
Dado su contenido literal resulta esclarecedora la norma que concreta estas cuestiones, aunque se trate de la vieja Ley de Enjuiciamiento Civil de hace dos siglos:
 
 Artículo 955. Sin perjuicio de lo dispuesto en los tratados y otras normas internacionales, la competencia para conocer de las solicitudes de reconocimiento y ejecución de sentencias y demás resoluciones judiciales y arbitrales extranjeras corresponde a los Juzgados de Primera Instancia del domicilio o lugar de residencia de la parte frente a la que se solicita el reconocimiento o ejecución, o del domicilio o lugar de residencia de la persona a quien se refieren los efectos de aquéllas; subsidiariamente la competencia territorial se determinará por el lugar de ejecución o donde aquellas sentencias y resoluciones deban producir sus efectos.
 
En caso de que el español solicitante resida en el extranjero:
 
Se otorgará poder general para pleitos ante el Cónsul de España en funciones notariales, a favor del procurador que le vaya a representar ante el Juzgado de Primera Instancia, resultando conveniente designar también procurador ante la Audiencia Provincial del territorio, en previsión de recurso, e incluso de Madrid, por si fuera necesaria actuación ante instancias superiors de la Capital.
Nombrará también en el poder, al abogado que vaya a asesorarle ante dichos Juzgados y Tribunales.
 
 
PRESUPUESTO DE VIABILIDAD:  Primeramente hay que comprobar si hay Tratado Bilateral con el país que dictó la Sentencia y de no haberlo, si se da reciprocidad,  o lo que es lo mismo, si el Estado del que viene esa Sentencia otorga igual valor a las emanadas del mismo tipo en España.
 
También si existe compatibilidad de la Sentencia extranjera con nuestra Derecho, o lo que  es lo mismo, que no contravenga la Ley o el Órden Público, ni se oponga  a la jurisdicción de nuestro país (como sería el caso de Tribunales religiosos o tribales, divorcio por “jula'a”…).
 
Asimismo que la otra parte haya sido notificada del pleito conforme a derecho y haya podido defenderse o recurrir y que la Sentencia se encuentre ejecutoriada conforme a la ley del país que la dictó.
 
Si a pesar de no haber sido notificada en forma, puede apreciarse que se trata de una rebeldía procesal táctica o de conveniencia, es decir que el demandado no quiso recibir la notificación o emplazamiento aunque el destinatario conocía el proceso de divorcio o la Sentencia, cabe la concesión del Exequátur.
 
Si una parte queda en rebeldía tras ser notificada del litigio por pasividad o similar, se suele asimilar a esta misma situación.
 
Por el contrario, si la rebeldía es forzada o de convicción, (no se le buscó para nortificarle o emplazarle, no se le posibilitó la documentación, no pudo defenderse, estimaba que el Juez o la Autoridad no tenían potestad o facultades…) el Exequátur no prosperará.
 
Existen países en los que cabe el repudio con la mera manifestación de voluntad del cónyuge. El Exequátur de una Sentencia de tales características no tiene posibilidad en nuestros Juzgados.
 
 
DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA TRAMITAR EL EXEQUÁTUR:
 
Poder general para pleitos, a favor de procuradores habilitados en el Juzgado, o instancias superiores, donde se vaya a actuar.
Si se tratase del extranjero, habría de legalizarse en el Consulado Español del país.
Fotocopia legalizada del DNI.
Certificado literal de matrimonio y si hay hijos, certificado literal de nacimiento de estos.
De tal manera se acredita que el matrimonio está o no inscrito en España. 
Sentencia apostillada en original (país comunitario) o legalizada y apostillada, si es de un país no adscrito al Convenio de la Apostilla de la Haya. No se precisa para Sentencias de Italia, Alemania e Israel.
 
Notificación de la sentencia a la otra parte. Si se trata de mutuo acuerdo, se necesita convenio regulador apostillado y legalizado.
 
Declaración de firmeza o similar (que no se ha recurrido en forma). Innecesaria en casos en los que la propia Sentencia la declare, como es el de USA.
 
Si no hay mutuo acuerdo y existe rebeldía procesal del demandado (incomparecencia en las actuaciones judiciales), se precisa también la diligencia de notificación de la demanda de divorcio al demandado. Es necesario presentar original o una copia auténtica del documento que demuestre que se le ha notificado o dado al de­mandado el escrito de demanda o documento equiva­lente o bien cualquier otro documento que acredite sin duda alguna, que conoce el proceso y no ha comparecido ni recurrido el divorcio (declaración de firmeza de la Sentencia o similar).
 
Traducción jurada de la Sentencia, emplazamiento, firmeza, notificaciones, certificados...  No se precisa para caso de Sentencia latinoamericana.
Prima por supuesto el idioma español en los documentos a presentar, así como la autenticidad de los mismos con todas las garantías.
 
Es bastante normal que se requieran los siguientes pasos para la presentación de documentos para no dar lugar a trámites posteriors de subsanación, que provocan demoras:
Diligencia de reconocimiento de firmas: El interesado se dirigirá con los documentos originales a la Autoridad competente en tal país, básicamente el Secretario Judicial/Ministerio de Justicia correspondiente, para testimoniar o ratificar contenido y firma de los mismos, aunque puede darse el caso de que el divorcio lo haya dado una autoridad administrativa, en cuyo caso se solicitará en consecuencia.
Legalización: Tras  la diligencia de reconocimiento de firmas, habrá que llevar la misma documentación  al Ministerio de Asuntos Exteriores de aquel país que extenderá en la misma  diligencia de legalización.
Legalización en el Consulado/Embajada de España en el país expedidor de los documentos: para reconocimiento de la firma contenida en la legalización del Ministerio de Asuntos Exteriores extranjero.
Legalización en el Ministerio de Asuntos Exteriores de España (en Madrid), en caso de ser necesario, para que realice a su vez el reconocimiento de la firma de la autoridad o funcionario del Consulado español que legalizó la documentación.
  
PROCEDIMIENTO:  Requiere la intervención de abogado y procurador.
Si la Sentencia  es de un país que tenga un acuerdo internacional con España se seguirá el procedimiento de convalidación previsto por el convenio internacional, que casi seguro no será un Exequátur.
Estos son algunos de los países con los que España tiene suscritos convenios internacionales, con la fecha del acuerdo:
Alemania de 14 de noviembre de 1983
Austria de 17 de febrero de 1984
Brasil de 13 de abril de 1989
Checoslovaquia de 4 de mayo de 1987
Colombia de 30 de mayo
Francia de 28 de mayo de 1969
Gran Bretaña de 27 de junio de 1929
Israel de 30 de mayo de 1989
Italia de 22 de mayo de 1973
México de 17 de abril de 1989
Suiza de 19 de noviembre de 1896
Uruguay de 4 de noviembre de 1987
 
En caso contrario se tramita con arreglo al derecho español que se comenta. Éste prescribe que se deberá notificar a la otra parte la petición de Exequátur de la sentencia y que se de  traslado a la Fiscalía para informe, ampliación o subsanación.
La notificación a la otra parte, puede ser en cualquier lugar del mundo donde resida, por lo que el Juzgado español, a traves de procedimiento de auxilio o cooperación internacional  se dirige al del país en el que aquella esté mediante la correspondiente Comisión Rogatoria comunicando la solicitud de homologación en España. Una vez notificada personalmente, tiene treinta días para comparecer en forma en el proceso (con abogado y procurador).
Si la otra parte no colabora, puede demorarse meses dicha notificación. La colaboración puede alcanzar la petición de Exequátur conjunta, (basta con que otorguen los dos, conjuntamente o por separado, el poder facultando para tal trámite) o la personación ante el Juzgado para la notificación directa.
 
En su defecto, habrá de facilitarse el domicilio del ex-cónyuge en el extranjero, para la notificación y emplazamiento.
 
No obstante existe parte de la jurisprudencia que entiende que en el caso de estar ante un Exequátur de una Sentencia firme de divorcio de mutuo acuerdo, no es precisa la notificación.
 
Comparecida en forma, la parte demandada tendrá nueve días para efectuar alegaciones o proponer prueba, documental en general, pues el trámite no require vista.
 
Una vez resuelto el Exequátur por medio de Auto, es susceptible de Recurso de Apelación por las partes o el Fiscal.
 
Los divorcios dados en USA requieren Exequátur, al igual por ejemplo que en Canadá y los países sudamericanos, aunque existen convenios bilaterales por ejemplo con Brasil, Colombia, México y Uruguay. No hay convenio con Argentina o Venezuela. Conviene confirmar en cada caso si ha habido ampliación de tratados al efecto.
 
No ocurre así con las Sentencias dictadas en estados de la UE. Para el supuesto de Sentencia de divorcio dictada por un Tribunal de un Estado miembro de la Unión Europea, se encuentra en vigor el Reglamento (CE) Nº 2201/2003 del Consejo, de 27 de noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y responsabilidad parental. No se precisa Exequatur para inscribirlas en el Registro. Basta disponer de copia auténtica de la resolución judicial, (testimonio expedido por el Juzgado que dictó el divorcio), así como un certificado expedido por el órgano judicial del Estado miembro de origen. Hay excepción y se trata Dinamarca.
 
  
RESOLUCIÓN: La petición de Exequátur  y por tanto la Resolución que estime o desestime la pretensión contendrá en esencia lo siguiente:
 
Declaración de la eficacia civil de la Sentencia dictada por el Tribunal extranjero, convenientemente  descrita y las partes o personas a que afecta.
 
Declaración de haber lugar a la ejecución de la Sentencia dictada, con testimonio de la resolución al Registro Civil competente para su anotación, si es el caso de matrimonio inscrito en Registro Consular español, se expide el testimonio igualmente para la parte.
 
Declarar reconocida, valida y ejecutable en España la Sentencia dictada por el Tribunal extranjero.
 
Si se deniega el Exequátur, se devolverá la ejecutoria a quien la haya presentado.
 
En cuanto a costas, sin imposición de costas salvo oposición infundada o ejercicio de acción carente de viabilidad, pues de darse el caso de oposición por parte del demandado, se le ocasionan gastos y costas judiciales.
 
INSCRIPCIÓN: Una vez conseguido el Exequátur de la Sentencia extranjera, se comunicará al Registro Civil español donde conste el asiento de matrimonio para realizar la inscripción marginal correspondiente a la sentencia de nulidad, separación o divorcio (Disposición Adicional 9ª, Ley 30/1981 de 7 de julio).
Aún pudiendo tacharse de excesiva la comunicación de oficio a los Registros en los que consten los nacimiento de los hijos, se efectúa en el caso de verse mínimamente afectados por la Sentencia. Bueno, lo que abunda no daña.
 
Es después de inscribirse el Exequátur cuando la Sentencia despliega efectos en España, si no se inscribe no sirve para nada. El Registro Civil competente puede expedir el certificado que permite al intersado acreditar el divorcio en España, por ejemplo para volver a casarse, o puede ejecutarse en España la Sentencia de divorcio para el cobro de pensiones si no se abonan de forma voluntaria, una vez solicitado el pago en España tras la homologación.
 
Las comunitarias posteriores al 1 de marzo de 2.001, pueden inscribirse directamente en el propio Registro Civil Central o en el Registro Civil donde esté inscrito dicho matrimonio, (salvo las danesas según se ha dicho).
 
Para el caso de Sentencia dada por Tribunal no comunitario, lo primero a considerar es que el matrimonio esté inscrito en el Registro Civil Español (consular o radicado en España) y que no lo esté.
 
Si el matrimonio está inscrito en Consulado de España de país no comunitario se deberá enviar a dicho Consulado el Auto español concediendo el Exequátur de la Sentencia extranjera para que proceda a su inscripción.
 
Si el matrimonio no se inscribió en Registro Civil español, habría de enviarse la documentación precisa para la inscripción del matrimonio y el Auto que concede el Exequátur de la Sentencia de divorcio extranjera al Registro Central de Madrid.
 
Si tiene/n su residencia habitual en España, se envía o presenta en el Registro Civil del domicilio que corresponda.
 
Por supuesto si se tratase de extranjeros divorciados en España, sería preciso Exequátur para inscribir el divorcio en su país de origen, cuestión que no hace a nuestro caso.
 
En Zaragoza, a 28 de Abril del año 2015.
 
Amalio Sánchez Pérez, abogado inscrito en el REICA de Zaragoza.

Colegiado nº 1341

0 comentarios para El Exequátur en España de Sentencias de divorcio extranjeras.:

Comentarios RSS

Añadir un comentario

Su nombre:
Dirección de email: (campo obligatorio)
Página web:
Comentario:
Haga su texto más grande, márquelo en negrita, cursiva y mucho más con etiquetas HTML. Le mostramos cómo..
Post Comment